Osakidetza condenada a pagar 300.000€ por mala praxis médica

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Vitoria estima la demanda interpuesta por el letrado Javier Rodríguez Gutiérrez (IBARRONDO-LAMIKIZ ABOGADOS) en representación de la familia de una mujer fallecida como consecuencia del tardío diagnóstico de un cáncer de colon y condena a Osakidetza a abonar la suma de 300.000€ en concepto de daños y perjuicios.

El Juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Vitoria declara la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración Pública por considerar que existió una actitud negligente por parte de los facultativos de Osakidetza, los cuáles no completaron los protocolos necesarios, provocando un retraso de 18 meses en el diagnóstico de la enfermedad que privó a la paciente de determinadas expectativas de curación o supervivencia.

Dicha conclusión es extraída por la magistrada previa valoración de los informes periciales obrantes en autos, los cuáles son unánimes al concluir que existió un retraso injustificado en el diagnóstico, toda vez que se obviaron los protocolos al uso para supuestos de mujeres postmenopáusicas con anemias ferropénicas, ya que ni se tomaron correctamente las muestras de heces para el análisis de sangre oculta, ni se repitió el análisis al detectarse un resultado positivo en esa primera muestra, existiendo una demora de 11 meses en remitir a la paciente para la realización de una colonoscopia, la cual ni siquiera se realizó de forma completa.

Indican los diferentes informes periciales que dicha demora en el diagnóstico es un factor importante en la progresión del tumor, toda vez que se trata de un tipo de cáncer en el que el diagnóstico precoz es garantía de éxito, diagnóstico que, en este caso, no se realizó de forma correcta hasta que transcurridos 18 meses la paciente acudió a un centro privado.

sumario de noticias